Yo soy Simon

No siempre Fox toma la decisión de poner en la pantalla grande a un personaje gay para comercializar el trabajo. Peor todavía, no siempre traba lo que es el género juvenil. Esto fue lo que paso con la película de Yo soy Simón, una nueva apuesta que está a manos de Greg Berlanti (Bajo el mismo techo).

Desarrollo

La película se basó en el libro bestseller de Becky Albertalli y se adaptó por Isaac Aptaker y Elizabeth Berger (This is us). La película narra la historia de Simón Spier (Nick Robinson), un adolescente que va en preparatoria y tiene 17 años que, a primera vista, lo tiene todo. Es decir, es apuesto, divertido, un fuerte grupo de amigos, padres que lo entienden todo y un futuro fenomenal por delante. Sin embargo, detrás de dicha apariencia, Simón se siente un tanto extraño con su propia vida por el secreto que esconde: es gay. Él entra en un conflicto interno por no saber cómo contárselo a sus padres y amigos. No obstante, en el momento que un chico llamado Blue roba su atención por Internet, empieza un intercambio de correos y allí su vida cambia totalmente.

Solidez argumental

Además de las actuaciones sólidas de Nick Robinson y Katherine Langford, Yo Soy Simón es una mezcla entre lo cómico romántico y la cinta de coming of age. La película brinda un retrato único y contemporáneo sobre los problemas que sufre un joven adolescente que “salió del clóset”.

Con Simón Spier, que, decide contarlo y cuenta con el apoyo de una buena tajada de amigos y la familia que lo apoya, el proceso que lo lleva a revelar su inclinación sexual resulta por convertirse en una experiencia un tanto sencilla, segura y cómoda. Dentro de ese aspecto, no hay que dejar de lado el hecho de que esa vida que lleva Simón no es real. En sí, la narrativa por la que pasa el personaje logra entrar y moldear un poco lo que es la vida de un adolescente en la vida real.

En el instante que se entra a un segundo plano, Simón se entera de la labor de estudiar la identidad verdadera de Blue (pensando que eso lo ayudaría de cierto modo). Rápidamente, él se enterará de que su aventura por revelar quién es será, en realidad, la razón para enfrentar y aceptar su identidad.

Como la vida típica del adolescente promedio de esta época, Simón tendrá que hacerle frente al proceso. Tendrá que lidiar con un grupo de chicos de la escuela que descubre el correo y lo amenazan con revelarlo. Se revela el manejo de las redes sociales y muestra que, de cierta forma, pueden ser peligrosas en ciertas situaciones.

Crítica Yo Soy Simon

Conclusión

En sí, la comedia romántica que muestra la historia le ha dado un aire a la película de John Hughes. Éste, por medio de trabajos como El club de los cinco y Pretty in Pink de los años 80, mostró a un grupo de personas inadaptadas que buscaban el sentido de la vida cuando más lo necesitaban. La película ofrece el mismo carisma y humor inteligente.

Cuando ya el desenlace se aproxima, todos los elementos de Yo Soy Simón logran fusionarse adecuadamente en el género de LGBTQ. El film tiene tan buenas críticas que, inclusive, fue elogiada por grandes personajes como Xavier Dolan. Además, muchos la han inmortalizado como una película del carácter inspirador. ¿Qué piensas tu al respecto?

Lo cierto es que la película, tras haberse atrevido alcanzar una audiencia homosexual y dar un pasó más allá del cine tradicional, resulta revelador. Yo Soy Simón es una gran película y lo mejor, es que cualquiera puede disfrutarla.

 

Leave a Reply

Responsable: Octavio Ortega Esteban
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
Legitimación: Tu consentimiento
Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com