¿Qué tal fue la primera temporada de Ozark?

Creada por Mark Williams y Bill Dubuque y protagonizada por Laura Linney y Jason Bateman, Ozark es un drama de diez episodios que estrenó en Netflix el 21 de julio y, mientras que la temporada se pensó para ser conclusiva, es notable que aún hay personajes e historias que se pueden desarrollar más adelante.

Jason Bateman, productor y protagonista de la serie (además de ser director del episodio piloto), afirmó que los guionistas han pensado la serie como una película dividida en 10 partes. Así que, de hacer una segunda temporada, sería como una secuela: con el mismo reparto pero bajo una trama algo distinta.

Últimamente, las drogas y el lavado de dinero se han convertido en tramas o ideas centrales que se ven cada vez más seguidos en la ficción, tanto películas como series. Se podría decir que fue una tendencia iniciada por The Wire y que en los últimos tiempos ha tenido grandes nombres como Breaking Bad, Sicario, Snowfall, El capo, Narcos y pronto El Chapo.

Ozark se individualiza y se diferencia de las otras entregas en el hecho de que no nos muestra los hechos desde el punto de vista de los criminales sino de su contable, que se trata de un simple padre de familia bueno con los números. No, no se parece a Breaking Bad, el protagonista no tiene la misma fuerza o personalidad que su homólogo de la serie de Vince Gilligan.

Ozark

En Ozark se nota el esfuerzo hecho por hacer de la fotografía una centrada en tonalidades frías para darle al espectador un sentido de inseguridad y desconcierto, así como una atmósfera intrigante. Según Bateman, uno de los mayores retos como director (y uno de los que más disfruta) es hallar la combinación y el equilibrio correcto entre múltiples elementos y departamentos para crear el ambiente correcto.

Este es un problema que presenta la plataforma de Netflix, el productor no tiene garantía de que la gente esté viendo la serie en un cuarto oscuro o con un sonido y equipo envolvente, bien pudieran estar haciéndolo desde su teléfono móvil en la playa.

Ozark trata de la familia Byrde, quienes tenían una vida normal hasta que deciden mudarse de los suburbios de Chicago a la pequeña comunidad de Ozarks, Missouri, donde tendrán que integrarse para lavar velozmente cantidades de dinero procedentes de un cártel mexicano.

El comportamiento de la familia es parecido al de una especie invasora, comenzando por el punto de que el objetivo primario de Marty es el de invertir grandes cantidades monetarias en negocios ruinosos para blanquearlo. Esto le conseguirá obstáculos como una investigación del FBI que buscará frenarlo y problemas propios de los negocios en los que invierte.

Si bien la serie puede durar más de lo necesario, si llegas a un punto relativamente avanzado de ella vas a querer finalizarla gracias a que los mejores giros de la trama ocurren en el último tercio.

Sin embargo, hay tramas que escapan al hilo principal que es el dinero. Marty apertura la serie diciendo que el dinero no es garantía de nada más que el resultado de nuestras elecciones y Bateman lo define como la motivación y tentación a toda acción. Y esta es el tema principal de la película, y es algo que se pierde en ocasiones con tramas de personajes como los hijos de la familia.

Ozark

Otra debilidad es la de la poca credibilidad de algunos personajes que, si bien las actuaciones son adecuadas, dan tantos giros en tan solo diez episodios que nos hacen difícil sentirnos identificados o entenderlos.

Si bien Ozark no se puede comparar con Juego de Tronos, es una serie que es en realidad entretenida que ofrece personajes y tramas interesantes aún si se puede tornar predecible en ocasiones.

Leave a Reply

Responsable: Octavio Ortega Esteban
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
Legitimación: Tu consentimiento
Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com