Oculus

Karen Gillian interpreta a Kaylie Russell en esta película de suspenso, drama y terror del director Mike Flanagan. Kaylie es perteneciente a una familia que hace 10 años sufrió una terrible tragedia que cambiaron la vida de los hermanos Kaylie y Tim, cuando apenas eran pequeños adolescentes, para siempre: Tim fue condenado por el brutal asesinato de sus padres. Ahora, 20 años después, Tim fue liberado bajo custodia y solo quiere seguir adelante con su vida; pero Kaylie, aún perseguida por las pesadillas de aquel cruento día, está convencida de que la muerte de sus padres fue causada por algo diferente… algo malvado, sobrenatural, una fuerza endemoniada que se liberó a través de un espejo antiguo que tenían los hermanos en su vieja casa. Kaylie, convencida de que tiene que probar la inocencia de su hermano, busca el espejo que alterará la tela de su realidad. Y se darán cuenta muy tarde de que la pesadilla comenzará de nuevo.

El film funciona muy buen como película de suspenso. Los momentos entre suspenso, drama, horror y terror son movidos muy buen, con pausas, sonidos y rarezas que alteran el ambiente y ayudan a crear un espacio incómodo. La película está llena de trucos y alteraciones a la percepción humana que engañarán a los más ávidos espectadores. Por esto, funciona también como un thriller psicológico; la película es atrapante y recurre con insistencia a la mente con un profundo sentido inquietante porque se mete con nuestras cabezas. Y es allí donde están los fantasmas.

Oculus

Oculus

¿Qué es real y qué no? ¿Qué porciones de mi memoria son confiables? ¿Qué tanta parte del día estoy consiente? Estas son algunas de las preguntas existenciales con que juega la película. Los miedos están en principio dentro de la cabeza de los personajes. Y el director espera que dentro de la cabeza de los espectadores.
Karen Gillian nos da una actuación muy buena, una actitud extraña que se mezcla en perfección con el ambiente perturbador de la película. Pero Oculus, en su horror y su incómoda presencia, se toma a sí misma demasiado en serio. Incluso, con una gran decepción, no cierra su propio ciclo y deja el final abierto para una secuela.

Hay cosas de calidad en el film y buenas ideas, pero muchas de estas cosas se desperdiciaron y dejan a los espectadores con algo más que desear. Mejores cosas se pudieron haber hecho con esta trama. Pero no es una película mala, aunque difícilmente una película espectacular. Sin embargo, ha recibido buenas críticas.

Oculus es una película muy bien hecha, y, en el estilo al que entra, es una película madura e inteligente. Aun así, la trama divaga mucho, pues, al fin y al cabo solo se trata de dos hermanos adultos lidiando con la misteriosa muerte de sus padres. Se hace la película entonces algo vaga, algo familiar con otras del estilo y algo falsa.

Es por esto que Oculus no se convertirá en ningún estándar contemporáneo a lo que refiere a thriller psicológico.

Artículos relacionados

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. Aviso Legal