Los 7 errores que las series de ciencia ficción cometen más a menudo

Los 7 errores que las series de ciencia ficción más cometen. Si usted tratara de teletransportarse como en Star Trek, probablemente moriría en el proceso. Las series de ciencia ficción van a donde ningún hombre jamás ha estado y hacen cosas que la física nunca permitiría hacer.

1. Si te disparo te mato

Las Armas láser son tan comunes en series como Firefly que ya pasaron hasta cliché. Lástima que no siempre se presentan de manera incorrecta, disparando “balas de luz” visibles, de las cuales se puede desviar. En realidad, el láser es un haz continuo, invisible, y que viaja a la velocidad de la luz, alcanzando el objetivo al instante

2. Viaje sin regreso

Teleportación aún no existe, pero si existe, jamás será como en Viaje a las Estrellas. Si la persona es disociada en el punto de partida, debe ser destruida o morir al teletransportarse. Además, sería imposible reconstituir cada electrón y el protón en su posición original. Incluso la memoria sería afectada.

3. Guerra discreta

Batallas espaciales como las de Stargate serían mucho menos hollywoodenses si fueran creíbles. En primer lugar, no habría sonido. Después de todo, el sonido es una onda y necesita de moléculas para propagarse y ellas no existen en el vacío. Segundo, no habría grandes bolas de fuego. Este fenómeno requiere la presencia de aire.

4. Escenario monótono

Aventureros espaciales visitan planetas desiertos, que parecen tener un ecosistema único. Cuerpos celestes así hasta hay (el Mercurio, por ejemplo), pero ellos no serían habitables, justamente por causa de las severas condiciones climáticas que causan esa igualdad. Los planetas más receptivos a la vida son aquellos con sistemas diversos, como la Tierra.

Errores en series de ciencia ficción

Errores en series de ciencia ficción

5. Engullido por las sombras

El eclipse solar que inauguró la trama de Heroes afectó a los superpoderes de los héroes en diferentes partes del mundo, como Japón y estados UNIDOS. Pero, incluso en los eclipses totales (con la cobertura completa del Sol), la sombra proyectada por la Luna sobre la Tierra no llega ni a 300 km de diámetro. Jamás podría ser vista en Tokio y Nueva York al mismo tiempo!

6. ¿Estudiaste en Harvard a los 12 años?

Peter Bishop (Joshua Jackson), de Fringe, tiene 33 años y un currículum envidiable. Habla cinco idiomas, publicó tesis académicas, se especializó en química, física, informática… Genios precoces (o “multitarea”) son comunes en la televisión, pero algo absurdo en la vida real. Se estima que, para dominar una única área de conocimiento, es preciso por lo menos diez años de estudio ininterrumpido.

7. Memorias clonadas

Es coherente que los clones (como los Cylons, de Battlestar Galactica) tengan una apariencia igual a la de los humanos que los originaron. Pero, en general, estos clones también se llevan los recuerdos y los rasgos de personalidad de los originales. Eso no tiene sentido, ya que esta información se almacena en el cerebro, y no en el ADN (la materia prima de la fabricación de clones). Otro cliché sin base científica es que los clones envejecen y mueren más rápido que un ser humano.

Otros errores de las series de ciencia ficción

– El supercontinente Pangea, que aparece en el logotipo de la Tierra Nueva, ya no existía en el período Cretácico, en el que se desarrolla la serie.

– En el segundo año de Fringe, es citado un científico que trabajó para los nazis hasta 1943, creando una toxina que mataba de acuerdo con el ADN de la víctima. ¡Pero el ADN sólo fue identificado en 1953!

– En el quinto año de Lost, Juliet (Elizabeth Mitchell) pone una bomba atómica con una piedra. Nada que ver: la fisión del material nuclear no podría ser activado con un impacto físico tan bajo como este.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. Aviso Legal