Hermosas Criaturas

Hermosas criaturas (“Beautiful creatures”, Richard LaGravenese, 2013) surge de otro relato del subgénero literario llamado adulto joven, es decir, en medio de un relato infantil y una historia madura. Los productores, el director y el reparto insisten en diversas entrevistas realizadas por diferentes medios de comunicación que ésta es una historia de amor a lo Romeo y Julieta con un enfoque renovado, pero a lo que más recuerda es a otro Crepúsculo, pero con brujas. Porque, al fin y al cabo, esta adaptación de la primera de la serie de novelas firmadas por Kami Garcia y Margaret Stohl surge del reciente éxito de la saga creada por Stephenie Meyer. También del hecho de que los libros hayan permanecido en la lista de bestsellers del “New York Times” durante semanas y se hayan publicado en 35 mercados. En ambas, la excusa tras la historia de amor son los fenómenos sobrenaturales, el amor entre un humano y una persona sobrenatural. Esta vez, como digo, no hay vampiros sino brujas o hechiceras lo que también nos viene a la memoria la franquicia “Harry Potter”. Pero aunque la comparación con la saga de los vampiros o con Harry Potter es inevitable, también es conveniente para atraer al público a las salas de cine.

Las adaptaciones de libros destinados principalmente a jóvenes están en auge y otro ejemplo de ello es la franquicia “Los juegos del hambre” o “La huésped” (la nueva adaptación al cine de un libro de Meyer).

La baza fuerte de “Hermosas criaturas” es su director, Richard LaGravenese, reconocido como guionista o realizador por su preferencia por el melodrama romántico con títulos como “Agua para elefantes”, “Los puentes de Madison”, “El hombre que susurraba a los caballos” o “Posdata: Te quiero”, así como también el reparto compuesto por secundarios de lujo como Emma Thompson y Jeremy Irons (cuyo hijo Max protagoniza “La huésped”) y la picardía de Emmy Rossum.

Si el éxito les acompaña la colección “Las dieciséis lunas”, que incluye los volúmenes “Hermosas criaturas”, “Hermosa oscuridad” y “Beautiful Redemption”, será otra de esas franquicias teenagers. Sin embargo, Warner Bros., quien adquirió los derechos de los libros en 2009, no parece contemplar continuar la adaptación de la saga literaria después de que en Estados Unidos la recaudación de su primer fin de semana consiguiera la insuficiente cifra de 7,6 millones de dólares. A la espera se está de la recaudación mundial. ¿Se quedará en un libro como le pasó a “Eragon” (2006)?

Poster de Hermosas Criaturas

Poster de Hermosas Criaturas

El film comienza con una pesadilla de Ethan Wate (Alden Ehrenreich), un joven de 17 años que vive en Gatlin, Carolina del Sur. En él, el chico desea acercarse a una joven que está esperándolo en peligro en medio de un campo de batalla de la guerra civil estadounidense. Pero el rescate acaba con un rayo cayendo encima suyo que lo mata. Tras la pesadilla llega la realidad, la vida diaria de Ethan es aburrida. Gatlin es una pequeña localidad en donde casi nunca pasa nada, anclada en un pasado tradicional. El joven vive con su padre, quien nunca se ha recuperado de la muerte súbita de su esposa, y se refugia en los libros hasta que conoce a Lena Duchannes (Alice Englert), nieta de Macon Ravenwood (Jeremy Irons), el propietario de Ravenwood Manor, una mansión local, que llega a Gatlin para revolucionar la apacible vida de sus habitantes. El encanto y belleza de Lena enamora a Ethan, pero la muchacha guarda un secreto: es miembro de los Caster y allá donde ella llega la destrucción hace acto de aparición.

La líder de Gatlin y madre de Link, la señora Lincoln (Emma Thompson, que también interpreta a Sarafine, la madre de Lena quien junto con la prima Ridley -Emmy Rossum- luchará por llevarla a la Oscuridad!!!) quiere que la joven se marche del pueblo. Lo mismo quiere la bibliotecaria Amma (Viola Davis), quien conoce la tradición que rodea a los Caster y que culminará con una maldición que surgirá el día del 16 cumpleaños de Lena cuando ésta será elegida para formar parte del ejército de la Luz o por el contrario de la Oscuridad. Toda una metáfora de cómo una chica debe descubrir quién es y, al mismo tiempo, también debe hacerlo el chaval que se atreve a brindarle todo su apoyo.

Como dato curioso a destacar, la actriz Viola Davis (“Criadas y señoras”) interpreta a la unión de dos de los personajes clave de la trama: Amma, quien ya no sería la asistenta de los Lawson y abuela putativa de Ethan, sino la bibliotecaria de Gatlin, el enlace con los Casters y uno de los roles básicos de la novela.

Completan el reparto Zoey Deutch en el papel de Emily Asher, la ex novia de Ethan -la chica popular que les hará la vida imposible a la nueva pareja- y Thomas Mann interpretando a Link, el mejor amigo de Ethan y el que aporta el humor a la película.

LO MEJOR: Los intérpretes.

LO PEOR: Su excesiva apuesta por efectos especiales en lugar de visuales y la poca originalidad que supone una historia de amor teen, con lucha entre el Bien y el Mal incluida, en los tiempos en los que estamos donde Crepúsculo ya nos ha saciado de esto.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. Aviso Legal