El vengador tóxico

Hoy hablamos del clásico Troma por excelencia y de una de las películas más divertidas del género gore. Para los despistados hay que decir que Troma es una productora independiente de cine serie Z creada en 1974 por Loyd Kaufman y Micheal Herz que tiene como objetivo ridiculizar la sociedad americana mediante las películas más infectas jamás hechas. Los productores Troma niegan la entrada a su industria a cualquier actor o director que huela a Hollywood y usan el papel del héroe americano y los estereotipos de las películas comerciales para crear una factoría de humor fétido y de violencia festiva.

El vengador tóxico (1985) fue la primera película que les popularizó a nivel mundial, y es que este film une todas sus virtudes y sus temas recurrentes (la crítica a la contaminación y al desarrollo de la industria nuclear aparece en la mayoría de sus producciones) en una pieza única que tiene un argumento mucho más trabajado y atractivo de lo que acostumbran en esta productora. La película va del típico looser americano enclenque y con granos que es objeto de burla de todos los que conviven a su alrededor, dado que es conserje en un gimnasio en Tromaville, tópica ciudad de los EE.UU. Este looser llamado Melvin e interpretado por Mitchel Cohen un día sufre una broma pesada y acaba dentro de un barril de residuos tóxicos, y lo de después es historia…se convierte a través de una mutación en Toxic Avenger y se dedica a salvar a Tromaville de los malvados que amedrentan la ciudad. Mientras Toxie limpia la ciudad conoce a una chica ciega de la cual se enamora y con la que protagoniza una secuencia de escenas excesivamente edulcoradas que a mi me matan de risa.

El Vengador tóxico

El Vengador tóxico

En las películas del Troma Team (los propios Lloyd Kaufman y Michael Herz dirigen esta película) el presupuesto oscila entre el medio millón de dólares y los tres millones y es digno de ver el resultado que consiguen. De manera que insto a ver esta película y su secuela número 4 Citizen Toxie (cualquier parecido con Citizen Kane de Orson Welles sería un milagro) a cualquier friki que se precie como tal. He dicho.

Leave a Reply

Responsable: Octavio Ortega Esteban
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
Legitimación: Tu consentimiento
Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com