El origen del cine

El 28 de diciembre de 1895 los hermanos Auguste y Louis Lumière proyectaron la primera película de la historia: la salida de los obreros de una fábrica. Estos hermanos franceses son considerados los padres del cine, y mucho ha cambiado aquel cine de principios del siglo XX al de nuestros días: sonido, color, efectos especiales, han sido las evoluciones más importantes desde su creación.

Sin embargo, hay grandes películas del inicio del cine que son obras de arte. El final de una de ellas está considerado como uno de los mejor finales de película de todos los tiempos: se trata de “Luces de la ciudad“, y la dirigió y protagonizó Charles Chaplin. Si quieres saber de qué va, puedes seguir leyendo…

Argumento de “Luces de la ciudad”, una de las mejores películas del origen del cine

Había una vez una chica ciega que vendía flores en la calle. Un día apareció un vagabundo, Charlot, y por un malentendido la chica lo confundió con un señor muy rico. Charlot se dio cuenta, e hizo el papel de hombre rico aunque no lo era. Una noche Charlot salvó a un hombre borracho de morir ahogado en el río. Aquel hombre se quería suicidar pero Xarlot lo terminó convenciendo de que no lo hiciera. Se hicieron muy amigos, y ese señor sí era de rico, pero el problema era que sólo reconocía a Charlot cuando iba bebido, cuando estaba sobrio lo hacía fuera de casa diciendo que no lo conocía de nada.

Chaplin

Chaplin, uno de los inolvidables en el origen del cine

Charlot por su parte seguía haciendo el papel de hombre rico ante la chica ciega, y un día le dijo que había una clínica que curaba la ceguera, y que él le pagaría la operación. Buscó trabajo para recoger dinero, pero no lo conseguía. Desesperado, una noche acudió a su amigo millonario un día que estaba bebido y le pidió el dinero. El señor rico les dio, pero esa misma noche unos ladrones entraron a robar. Después de aturdir al millonario, Charlot se defendió y los echó. Cuando acudió la policía, el millonario despertó del golpe que le habían dado y dijo que le habían robado. Charlot explicó lo que había pasado, pero como el millonario no lo conocía, dijo que el ladrón podría ser él mismo. Al mirar sus bolsillos, descubrieron el dinero que le había dado por la operación de la chica ciega. Como nadie creía lo que Charlot les contaba, que ese dinero le había dado él, los cogió y se dio a la fuga.

Escondiéndose de todos, fue a casa de la chica ciega y le dio el dinero. Le dijo también que debía marchar por motivos de trabajo y que estaría una temporada fuera y se despidió. Unos días después, lo detuvieron por robo y lo encerraron en la cárcel.

Unos meses después, Charlot salió de la cárcel y volvió a las calles donde solía pasear. Caminando, volvió al lugar donde conoció a la chica, pero ella no estaba… pero si quieres saber cómo termina esta historia, la puedes ver tu mismo.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. Aviso Legal