El lado oscuro de Peter Jackson

A estas alturas todo el mundo que siga mínimamente el panorama cinematográfico debería conocer la figura de Peter Jackson, ese director que nos sedujo con la magnífica adaptación de la trilogía de J. R. Tolkien El señor de los anillos, además de realizar hace bien poco el interesante remake de King Kong, con unos resultados y una visión muy personales.

Pues bien, lo que es posible que no sepa todo el mundo es que los inicios del tío Peter como cineasta fueron muy diferentes a lo que hoy conocemos de él.

Peter Jackson se dio a conocer en el mundillo del cine en su faceta más freak con una hilarante comedia en clave de cine fantástico, si se le quiere llamar, titulada Mal gusto (Bad taste, 1987). En ella, unos seres extraterrestres de aspecto bastante absurdo intentan dominar la tierra para convertir a sus habitantes en hamburguesas espaciales. Con esta trama el film se presenta de lo más divertido, ¿verdad? La cinta contiene gran cantidad de situaciones divertidas y gore. A destacar la escena en la que su protagonista (Peter Jackson haciendo tareas de actor!) se despeña por un precipicio y se abre la parte trasera de la cabeza, utilizando un cinturón para cerrarla y no perder más sesos de los que ya ha perdido. Un film al más puro estilo serie b, que hará desternillarse a todo aquel que se atreva a verla sin prejuicios.

El siguiente trabajo de Jackson es todavía más disparatado, si cabe: El delirante mundo de los Feebles (Meet the Feebles, 1989) nos transporta a un mundo de marionetas. Intencionada parodia de los teleñecos, con un sentido del humor muy bruto y disparatado, muy en la línea del primer Jackson.  Imaginaos a toda una panda de muñecos a lo Barrio Sésamo en un mundo de sexo, alcohol y drogas. No tiene desperdicio! Pero todavía no hemos llegado al Peter Jackson más bestia.

A estas alturas todo el mundo que siga mínimamente el panorama cinematográfico debería conocer la figura de Peter Jackson, ese director que nos sedujo con la magnífica adaptación de la trilogía de J. R. Tolkien El señor de los anillos

Fotograma de Bad Taste, la primera película de Peter Jackson

1992 será el año que cambiará el concepto de cine gore para mucha gente. Ese año Peter Jackson estrenó Braindead, tu madre se ha comido a mi perro. Si no has visto Braindead no te puedes considerar un goremaniaco! La película más sangrienta y bestia que se ha hecho en mucho tiempo, todo ello aderezado con grandes dosis del humor más burro que podáis imaginar. Una película de zombies y monstruos extravagantes con todos los elementos necesarios para convertirse en la película gore por excelencia. Un éxito del género sólo comparable al Re-Animator de Stuart Gordon y Brian Yuzna.

A partir de este momento, Peter Jackson fue lanzado al estrellato y su filmografía se volvió más “normal”, con títulos como Criaturas celestiales (1995) o Agárrame esos fantasmas (1996), donde podemos ver a Michael J. Fox (Regreso al futuro) en uno de sus últimos papeles.

Finalmente, deciros que nuestro amigo Peter sigue trabajando en el mundillo de las superproducciones, y que su último proyecto es un film sobre el famoso videojuego de Xbox Halo, aunque según los últimos rumores el proyecto parece haberse truncado, debido a los altos costes de producción. En el caso de que se realizara la película, Peter Jackson sería el productor, dejando un poco de lado las labores de realización. A día de hoy el tema se encuentra parado, pero los amantes del cine de Jackson esperamos ansiosos que el neozelandés vuelva a sorprendernos con un poco de buen cine comercial, que falta le hace.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. Aviso Legal