El hombre que mató a Don Quijote

La verdad es que crear y llevar a cabo una producción cinematográfica, independientemente de lo que está de moda, es un infierno total. Cualquier director, guionista, actor, se estresa con solo darle inicio al proyecto. Además de eso, aparecen otros puntos a considerar que se vinculan a la fase de pre-producción y del mismo rodaje. Al final, el más pequeño desajuste o imprevisto, podría acabar con todo lo que se ha estado trabajando en el largometraje. ¿Es lo que pasó con “El hombre que mató a Don Quijote”?

Posiblemente, se trate de una de las producciones más hirientes de la actualidad y la historia del cine como tal. La verdad es que Terry Gilliam, desde 1989, trabajó para la adaptación de ‘Don Quijote de la Mancha’ perteneciente a Miguel de Cervantes. Sus actos se vieron frustrados luego de diversos factores como el dinero o la meteorología como tal. Aquí podría apuntar a que las señales del universo deben tomarse sí o sí y no ir a contra corriente.

A Gilliam no le importó y siguió hasta que, luego de tres décadas de fantasear con su historia, el cineasta británico logró por fin, llevar a cabo su historia a la gran pantalla. Se titula como ‘El hombre que mató a Don Quijote’, desgraciadamente, su resultado no fue el esperado y esos años de esfuerzos se echaron a la borda. Tenemos una historia con muchas ideas inconexas. La falta de lógica suele abrumar, no hay una emoción y tiene un increíble Don para aburrir.

El hombre que mató a Don Quijote

Un desastroso final para Don Quijote

No lo hago por mal, pero hay que ir con sinceridad. El hablar tan negativamente de un trabajo que llevó años de preparación podría ser doloroso, pero es lo que hay. En especial, cuando el trabajo supera las dos horas de metraje y no hay nada bueno que rescatar. Podría entreverse, quizás, el discurso del autor que maldice todo el proceso creativo de la producción. Asimismo, los efectos que, resultan negativos. Es imposible disimular el amor y devoción que tiene con el medio.

Por muy lamentable que es, yendo más allá de la carta de amor tan conmovedora, no tengo cosas buenas que decir sobre ‘El hombre que mató a Don Quijote’. No hay nada que pueda sobresalir de un genio tan reconocido como Terry Gilliam que ha dado trabajos maravillosos como “12 monos” o “El rey pescador”.

Ni el hecho de tener a un Adam Driver súper metido en el papel protagonista y dándolo todo es suficiente para salir sin heridas del trabajo realizado. Se nota el caos que la película ofrece y no se logra impedir una eterna sucesión de giros dramáticos carentes de sentido alguno. Hay una falta de coherencia interna y pare de hablar. Puede apreciarse que el libreto tuvo una serie de cambios drásticos que el mismo Gilliam alteró durante los años que pensó la historia.

Conclusión sobre “El hombre que mató a Don Quijote”

Por desgracia, “El hombre que mató a Don Quijote” terminará pasando a la historia debido a tan mal papel que ha desempeñado en el cine. No cabe dudas y sin intentar evitar un gran número de bostezos y cambios de posición en la butaca, lo mejor será evitar dicha cinta. Resulta mejor, ir por otras opciones como. Por ejemplo, el documental tan interesante de ‘Perdidos en La Mancha (Lost in la Mancha)’.

Claro que al final, esto simplemente es mi humilde opinión. Si quieres comprobar por ti mismo la calidad de la película, puedes verla sin ningún problema. De antemano te digo que ya estás advertido y te reto a que opines algo bueno de ella. Si tienes algo que decir, puedes hacerlo en la caja de comentarios.

 

 

Leave a Reply

Responsable: Octavio Ortega Esteban
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
Legitimación: Tu consentimiento
Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com