El Atlas de las Nubes

En “El atlas de las nubes” la acción va y viene de un relato a otro saltando del espacio-tiempo en pocos minutos. Pasado, presente y futuro se entrelazan formando una sola historia de relatos sutilmente relacionados entre sí que retrata a la Humanidad y demuestra que las acciones individuales pueden afectar a otros en el pasado, presente y futuro. Todo está conectado.

En 1849, Adam Ewing (Jim Sturgess) es un abogado intrépido, que viaja por las islas del área con la intención de llegar a un acuerdo con el propietario de una hacienda, el Reverendo Horrox (Hugh Grant), casado con su reprimida esposa (Susan Sarandon), propietaria de una plantación de esclavos. En el barco que lo desplaza por los mares del Pacífico Sur, Ewing lidia con el Dr. Goose (Tom Hanks) y el capitán Molyneux (Jim Broadbent).

En 1936, Robert Frobisher (Ben Whishaw) es un joven compositor que mantiene relaciones con Rufus Sixsmith (James D’Arcy), a quien deja para quedarse a las órdenes del compositor Vyvyan Ayrs (Jim Broadbent), casado con su intrascendente esposa (Halle Berry), y obsesionado en escribir una obra maestra a la que llama El Sexteto del Atlas de las nubes.

En el San Francisco de 1973, un anciano Sixsmith ayuda a la periodista Luisa Rey (Halle Berry), la cual investiga una planta de energía nuclear cuyo presidente, Lloyd Hooks (Hugh Grant), está envuelto en tramas sospechosas. Uno de sus empleados, Isaac Sachs (Tom Hanks), pretenderá sacar los trapos sucios de su jefe ayudando a la periodista, pero Hooks enviará al peligroso Bill Smokes (Hugo Weaving) para que se haga cargo de Rey.

En la Inglaterra de 2012, el editor Timothy Cavendish (Jim Broadbent) tiene problemas con su cliente, Dermot Hoggins (Tom Hanks), un peligroso gangster escritor que acaba de ingresar en prisión. Cavendish termina en un centro psiquiátrico, donde debe enfrentarse a la temible enfermera Noakes (Hugo Weaving). La esperanza para el editor se llama Ursula (Susan Sarandon), un amor del pasado.

En Neo Seúl de 2144, la clon Sonmi-451 (Doona Bae) cumple sumisa con su función en un restaurante de comida rápida cuyo gerente es el temido Seer Rhee (Hugh Grant). La amiga de Sonmi-451, Yoona-939 (Xun Zhou), la anima a pensar por sí misma, lo que provoca un notable cambio en su personalidad y la pone en contacto con el revolucionario Hae-Joo Chang (Jim Sturgess). Su rebelión causa su enfrentamiento con Mephi (Hugo Weaving), instantes en los que es ayudada por el doctor Ovid (Halle Berry) y un científico defensor de los clones (Susan Sarandon).

En las Islas de Hawai en 2321 y 2346, el mundo como tal ya no existe. El pastor cobarde Zachary (Tom Hanks) forma parte de una tribu pacífica que vive según las enseñanzas de la diosa Somni, bien recitadas por la abadesa local (Susan Sarandon). La paz se verá perturbada por la presencia de Kona (Hugh Grant), líder de una tribu de caníbales.

Personajes de El Atlas de las Nubes

Personajes de El Atlas de las Nubes

“El atlas de las nubes” surge de la colaboración creativa de los hermanos Lana y Andy Wachowski (la saga “Matrix”) y el director alemán Tom Tykwer (“Corre, Lola, corre”). Los primeros se encargaron de los episodios que tienen lugar en los años 1849, 2144, 2321 y 2346, mientras que el segundo visualizó los capítulos que suceden en 1936, 1973 y 2012. Los tres adaptaron la novela de David Mitchell. Tykwer, además, se encargó de componer la música de la película con la ayuda de Reinhold Heil y Johnny Klimek.

La película es tan ambiciosa que ha tenido problemas de financiación y ha requerido de una producción independiente para concretarse. Al principio Warner Bros se ofreció a distribuirla en Estados Unidos y eso ayudó a facilitar la preventa en el resto del mundo, pero el proyecto estuvo a punto de abandonarse cuando el agente de los Wachowski le llamó para decirles que después de haber revisado las cuentas Warner Brothers se había echado atrás y había cancelado el contrato. Y entonces llegó el milagro. Warner finalmente recapacitó y se pudo hacer la película, una película independiente, aun cuando tiene un gran presupuesto.

El proyecto les llevó a los Wachowski cuatro años. Se pasaron tres escribiendo, preparando el rodaje y buscando el dinero. Después vinieron otros problemas una vez empezado el rodaje. Al tercer día, Halle Berry se rompió el pie. Pero todo se solucionó.

LA ESCENA: La huida de Sonmi-451 y Chang por los cielos de Neo Seúl.

LO MEJOR: La idea de que todo está interconectado. La interpretación de todo el reparto es fascinante. Vemos como un actor joven es viejo en otro relato, que un relato una actriz negra encarna a una mujer blanca, un actor blanco a un asiático o una mujer a un hombre.

Otro dato interesante es el hecho de que los personajes están conectados a través de las marcas de nacimiento, y que revelan que se trata de una misma alma que tiene diferentes reencarnaciones.

Se nota que los actores estaban muy implicados en el proyecto. De hecho, cada uno de ellos redujo su salario para poder formar parte del elenco.

LO PEOR: A penas iniciado el metraje y hecho el espectador a la variedad escenográfica, los mismos momentos espacio-temporales se suceden en el film a toda velocidad, alternando cada pocos minutos, lo que puede hacer que el espectador pierda el hilo de la historia.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. Aviso Legal