Más armas de fuego en películas para adolescentes desde 1985

La violencia con armas de fuego en películas para adolescentes se ha más que triplicado desde 1985 en los Estados Unidos, el año en el que se estableció el sistema de clasificación por edades, de acuerdo con un estudio publicado el lunes.

Estas películas clasificadas como “PG-13” (“parental guidance 13“) contenían entre 2011 y 2012 más escenas violentas con armas de fuego que las películas clasificadas como “R” (“restricted“) durante el mismo período, lamentan los autores.

Además, estas películas fueron muy populares durante los últimos dos años.

Es impactante ver esta explosión de violencia con armas de fuego en películas para adolescentes“, dijo Brad Bushman, profesor de comunicación y psicología en la Universidad Estatal de Ohio, co -principal autor del estudio publicado online por la revista Pediatrics.

Esta tendencia en las películas dirigidas a los adolescentes es preocupante, debido a que muchos estudios han demostrado que la presencia o la imagen de un arma de fuego aumenta la agresión hacia otras personas.

La categoría PG-13 en los Estados Unidos advierte enérgicamente a los padres de que algunas escenas pueden disuadir su visionado a la edad de trece años, pero nunca contiene la violencia que puede esperarse de una película clasificada “R” para adultos (más de 17 años), informa Brad Bushman.

Armas de fuego en películas

Armas de fuego en películas

El sexo es para los adultos, la violencia con armas de fuego en películas para adolescentes es aceptable

Parece que las películas que contienen escenas de sexo a menudo caen en la categoría R (películas para adultos) que las que contienen escenas de violencia“, añade.

Los investigadores estudiaron 915 películas estrenadas entre 1950 y 2012 que estaban entre las más populares cada año durante un período de 62 años.

Encontraron una media de cinco minutos de escenas de violencia interpretados por cada uno de los personajes en estas películas y se determinó si se utilizaron armas de fuego.

En total, las escenas de violencia casi se cuadruplicaron entre 1950 y 2010. Desde 1985, año en el que las clasificaciones de películas fueron introducidas en los Estados Unidos, el 94% de los largometrajes estudiados contenía al menos una secuencia de más de cinco minutos de violencia, según el estudio.

En total, estas películas tenían 700 escenas de violencia con armas de fuego.

En las películas para adultos el número medio de escenas de violencia con armas de fuego se ha mantenido prácticamente sin cambios (1,54 por hora) entre 1985 y 2010.

En cuanto a las películas PG-13, apenas contienen ninguna secuencia de violencia con armas en 1985. Pero a partir de este período, la frecuencia de estas escenas se ha incrementado y se ha acelerado desde 2005.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. Aviso Legal