Algunas horas de primavera

Suponemos que el vínculo natural entre madre e hijo es de amor y compañerismo. De hecho, hasta solemos hablar de un supuesto instinto maternal que llevaría a la madre a dar la vida por su hijo. Siempre es más tranquilizador creer en esa clase de relaciones que prestar atención a la realidad, ese terreno en el que existen madres violentas e hijos que sólo parecen sentir resentimiento respecto a su mamá, por citar algunas posibilidades.

En esta película, se muestra una relación madre-hijo que no es idílica. Ni siquiera, claro, se acerca a un vínculo que podría calificarse como saludable. Una serie de circunstancias que viven los personajes principales agregan conflictividad a la historia dirigida por Stéphane Brizé.

Quelques heures de printemps se estrenó en las salas argentinas como Algunas horas de primavera. La película, que obtuvo cuatro nominaciones a los Premios César, cuenta con las actuaciones de Vincent Lindon, Hélène Vincent y Emmanuelle Seigner.

algunashorasdeprimavera

Alain Évrard (interpretado por Lindon) sale de prisión tras un año y medio, después de ser detenido al transportar droga en su camión. En libertad, se ve forzado a volver a vivir a la casa de su madre, Yvette (Vincent), quien nunca le transmitió cariño.

Al poco tiempo de llegar, Alain se entera que su mamá sufre de un cáncer terminal que ya está en las últimas etapas. La intención de la mujer es trasladarse a Suiza para tener una muerte digna. Ambos tendrán unos pocos meses para acercarse y ver qué tipo de vínculo son capaces de construir antes del inevitable final.

Para Adrián Vázquez (Quiero Cine), Algunas horas de primavera es uno de esos filmes “especiales” que algunos “aman” y otros “ignoran por completo”. En la película abundan los “momentos con silencio” y las escenas “excesivamente largas”, aunque se pueden rescatar “algunas cosas buenas” de su guión.

algunashorasdeprimavera2

Gonzalo Dujmovic (Qué Cine Mirar) señala que se trata de un filme sobre el “poder de la incomunicación”, con personajes “ni tan malos ni tan buenos”. Este crítico destaca el trabajo de Brizé para realizar un “retrato preciso” de ambos personajes, que permite que el espectador “complete la historia hacia atrás”.

Santiago Balestra (Alta Peli) reconoce el “nivel interpretativo altísimo” de los actores, aunque se muestra disconforme con todo lo demás. Los personajes no provocan “empatía”, la historia “no narra nada” y la película, a nivel general, “no entretiene”.

En CineramaPlus+, Paula Caffaro menciona el “ambiente opresor” que transmite el director francés. Los planos de “extensa duración” parecen tratar de “violentar la pasividad” del público, que deseara “sacudir” a los personajes.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. Aviso Legal